Hábitat III, una oportunidad… ¿para Quito?

Por Manuel Bayon 

Fonte: La ciudad viva

En los postres del año pasado, se anunció oficialmente que Quito sería la sede de Habitat III, el megaevento de vivienda y desarrollo de la ONU. Medios públicosprivados se apresuran a celebrar la designación de Quito. Ambos destacan “la oportunidad” que supone para la ciudad y para el país. Pero… ¿quién es la ciudad y quién es el país?

La designación de megaeventos son la forma más rápida de generación de plusvalías para las burguesías de la ciudad donde se genera. Enormes inversiones públicas en infraestructura que absorben empresas de construcción, contratación de innumerables plazas hoteleras, aumento de la seguridad pública y privada, evacuación de aquellos grupos sociales que no se ajustan a la imagen que se quiere proyectar, un largo etcétera de políticas públicas encaminadas a satisfacer la “imagen internacional” de la ciudad. Ejemplos no faltan: desde la organización de la Copa del Mundo de Fútbol en Brasil, los Juegos Olímpicos de BarcelonaPekín Río de Janeiro, la exposición universal de Zaragoza o Shanghai, los fórum de las culturas de Estambul,Nápoles Barcelona… y de forma más relacionada, el último foro sobre Hábitat de la ONU en Medellín.

Hay dos denominadores comunes en todos estos megaeventos: se planean mediante una gobernanza urbana, el empresarialismo, paradigma del neoliberalismo, y se concretan mediante grandes proyectos urbanos (GPU), la transformación del territorio emblemática de esta forma de gobernanza. Veamos brevemente en qué consiste cada una.

El empresarialismo se caracteriza por la gestión en la que predominan las asociaciones público-privadas como forma de reposicionamiento de las clases burguesas en la gestión de la ciudad frente a las clases populares, que tienen como fin la generación de plusvalías privadas desde una óptica especulativa, en la que el sector público local es quien absorbe los riesgos, para crear “un buen clima empresarial” (Harvey, 2007: 370, 374, 381). Ello a la par que se busca “un patriotismo urbano que puede ser colocado por encima de las diferencias de clase” (Garay, 2004: 305)que ha sido sintetizado como la ciudad “patria, empresa y mercancía” (Vainer, 2000: 75), que lleva a la despolitización de las decisiones, lo que reduce la política a la “administración del bien común” (Balsa, 2006:24).

En el caso de Quito podemos ver esta forma de gobernanza en los últimos años, donde pareciera que no existe la lucha de clases, en la que todas las instituciones gubernamentales y cámaras de comercio se congratulan por igual por los éxitos de la ciudad, ya sea la construcción de nuevas vías o aeropuertos en territorios colindantes a comunas indígenas o la designación de Quito como ciudad turística. Operaciones muy cuestionable desde la óptica del ejercicio del derecho a la ciudad: estas actuaciones refuerzan el poder y los beneficios de las clases dominantes, se entienden como positivas para el conjunto de la ciudad y no existen mecanismos para que los barrios o comunidades participen en la transformación del territorio. Hábitat III puede acabar encaminada a reforzar a las clases dominantes de la ciudad, e incluso las clases dominantes globales: capitales qataríes están invirtiendo en el sector inmobiliario, con especial énfasis en la infraestructura necesaria para Hábitat III.

Foto del Ministerio de Turismo. Fuente: https://www.turismo.gob.ec/qatar-interesado-en-invertir-en-el-sector-turistico/

Foto del Ministerio de Turismo. Fuente: https://www.turismo.gob.ec/qatar-interesado-en-invertir-en-el-sector-turistico/
.
Los GPU se definen como “una herramienta de creación y captación de rentas y ganancias, cuyo montaje exige una articulación entre actuaciones inmobiliarias, actuaciones urbanísticas y desarrollo constructivo, a cargo del sector público y los agentes privados” (Cuenya y Corra, 2007). Además, hay que valorar su dimensión simbólica: “los grandes proyectos tratan de intervenir en áreas de sensibilidad especial a fin de reorientar los procesos urbanos y crear nuevas identidades urbanas a nivel simbólico” (Lungo, 2005). Por ello, los GPU son la forma en la que el empresarialismo se hace territorio. En Quito, han sido generados bajo esta fórmula el Nuevo Aeropuerto Internacional (NAIQ), la sede de UNASUR o el Plan de Embajadas en el Centro Histórico.
Ecuador transmite al mundo un clima revolucionario en el país. Sin embargo, la organización de Hábitat III puede mostrar al mundo que no están en discusión las formas neoliberales de gobierno de la ciudad. Ecuador elevó a constitucional el derecho a la ciudad. Sin embargo, ¿qué cauces tuvo la población de Quito para decidir si deseaba la organización de este megaevento? ¿Qué ocurrirá con aquellos territorios que están reivindicando su intención de cambiar y reinventar la ciudad de acuerdo con sus deseos, que es una de las definiciones del derecho a la ciudad (Harvey, 2013: 20)?

En el caso de la lucha del mercado de San Roque, Hábitat III puede ser el catalizador definitivo para hacer atractiva la inversión en el antiguo penal para su conversión en hotel, que los comerciantes del mercado ven como un peligro para el barrio. Puede confirmar la anhelada inversión en infraestructura hotelera a la que aspira la cámara de turismo alrededor del NAIQ, donde se localizan comunas indígenas. ¿Cuál será el área donde se quiere ubicar los nuevos hoteles o infraestructura de congresos para Hábitat III? Se trata de un nuevo de megaproyecto en el que la lógica del capital tiene una jerarquía mayor respecto al derecho a la ciudad, respecto a la construcción colectiva de los territorios urbanos. Ello exige que sea la ciudadanía de Quito la que haga valer su derecho constitucional a la ciudad.

Manuel Bayón

Bibliografía

Balsa, Javier (2006) “Tres lógicas de construcción de la hegemonía” en revista Theomai 14. Argentina.

Cuenya, Beatriz y Corral, Manuela (2007) “Empresarialismo, economía del suelo y grandes proyectos urbanos: el modelo de Puerto Madero en Buenos Aires”http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0250-71612011000200002&script=sci_arttext

Garay, Alfredo (2004). “Revisión crítica de los planes estratégicos desarrollados en Argentina durante la década de los noventa”. En Participación ciudadana y políticas sociales del ámbito local, coord. Alicia Ziccardi, 297‐316. México: IISUNAM, COMECSO, INDESOL.

Harvey, David (2007). “De la gestión al empresarialismo: la transformación de la gobernanza urbana en el capitalismo tardío” en Espacios del Capital: hacia una geografía crítica. pp. 366-390. Madrid. Akal.

Harvey, David (2013). Ciudades Rebeldes. Madrid. Akal.

Lungo, Mario (2005) Suelo y grandes proyectos urbanos: La experiencia latinoamericana (Land Lines Article)  http://www.lincolninst.edu/pubs/1633_Suelo-y-grandes-proyectos-urbanos–La-experiencia-latinoamericana

Anúncios

Entrevista a Patricia Sánchez: una sola vía, la producción social del habitat

Fonte: Observatorio Habitat3

¿Cómo se mira el megaevento Hábitat III desde Guayaquil?

Para Guayaquil y el Ecuador sin riesgo a equivocarme Hábitat III, es una interrogante. Salvo muy pocas personas del mundo académico y gubernamental, el resto no se siente aludido pese a que Joan Cloas lo pregona en todos lados, que las “sociedades hoy son urbanas”.   Creo que esta forma de urbanismo y  las gobernanzas que los acompañan han contribuido para esta dicotomía entre ciudad y ciudadanía.  Aparejado a esto,  en Ecuador ha habido muy poco debate al respecto en las esferas gubernamentales encargada de promoverlo, más allá del ejercicio mediático. Más bien es desde la sociedad civil que se ha visto compromiso,  con la Plataforma de la Sociedad Civil hacia Habitat3, Hábitat 3 Alternativo y Resistencia Hábitat 3.

Resistencia Hábitat 3, es el espacio donde las organizaciones sociales estamos participando,  porque no es lo mismo ver la problemática urbana si vives en Samborondón o en Monte Sinaí, si eres desalojado o gerente del Proyecto Guayaquil Ecológico. Es desde aquí, que estamos en la reflexión por el derecho a la ciudad, al territorio, y que junto con otros compañeros y compañeras de organizaciones de América Latina y del mundo estamos construyendo nuestros espacios para la vida.

¿Qué balance haces de la política de vivienda del MIDUVI?

El Ecuador adoptó el modelo neoliberal de política de vivienda social en 1998 que se iba consolidando lentamente. Del 2007 al 2010, el modelo se acelera con recursos del Feiret y luego sucesivos créditos del BID, que han ido a pagar el subsidio habitacional. Así se construye mucha vivienda sobre todo rural de forma aislada, que permanecen cerradas, alquiladas o usadas como bodegas, con deficiencias constructivas y trastocando la naturaleza del subsidio, en vez de subsidiar a la demanda, se terminó subsidiando la oferta.  A partir del 2010, se intenta articular la vivienda en la producción de ciudad y cambiar la alta informalidad en la producción del espacio, privilegiando los “proyectos urbanos”.  El resultado “proyectos aislados”,  diseñados como receptáculos de población desplazada de “zona de riesgo” o  modelos colonialista del “buen vivir” como las comunidades del milenio construidas en el oriente o la de la isla Santay.   Salvo muy pocos proyectos en donde la participación comunitaria ha estado presente,  la mayor parte están sufriendo acelerados proceso de deterior material y social por la falta de empoderamiento por parte de sus usuarios. El suelo ha estado ausente en la política habitacional a pesar que es la base para esta se desarrolle y la reciente aprobada Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial, Uso y Gestión de Suelo, tiene más un carácter normativo.

Dos mitos en los que se sustentan las políticas de vivienda: el déficit habitacional y  su articulación a la economía; de ahí la obsesión por hacer casas que en el nuevo escenario de políticas de mercado ha alejado a los más pobres del derecho a una vivienda, acrecentando los déficit que pretenden resolver. Sin embargo la historia de la humanidad muestra lo contrario, que son las comunidades las que han hecho sus hábitat, que hay un increíble potencial en ellas y que cualquier gobierno que se compromete seriamente a resolver la crisis habitacional debe pensar en políticas para potenciar estos esfuerzo y a romper esa perversidad de concebir a la vivienda de los más pobres como un producto de mercado.

Guayaquil ha vivido dos desalojos, ¿qué nos puede contar de cómo se han desarrollado y a qué intereses han respondido?

En Guayaquil se  han desalojado  al menos a 5.000 familias de la zona de Monte Sinaí a partir de diciembre del 2010, fecha de promulgación del decreto 607  para controlar el tráfico de suelo en esta zona donde se desarrollan los actuales asentamientos informales.   La promesa gubernamental de “terminar con las invasiones” fue acompañada de ofertas de reubicación en planes gubernamentales, sin embargo,  ésta  ha sido insuficiente e inaccesible para la economía de las familias de Monte Sinaí  y la tipología de vivienda “llave en mano” responde a los intereses de la empresa constructora que la ofrece y no de los requerimientos de la familia popular.   Sin respuestas adecuadas, las familias siguen reproduciendo las ocupaciones informales frente a lo cual  invocando el decreto 607 y la consigna de “cero tolerancia a las invasiones”, el derrocamiento de las viviendas en la zona es permanente.  En medio de esta rutina se dan 2 desalojos masivos y violentos, sobre 420  familias de Thalía 1 y 2, en mayo del 2013  y sobre 270 familias de las Marías  en junio del 2013.   La oferta de vivienda privada en el sector ha sido fortalecida con una gran inversión pública que ha permitido dinamizar el mercado de la vivienda social subsidiada, pero no resolver el problema de informalidad a 150.000  habitantes de Monte Sinaí, que carecen del más elemental recurso: agua potable.

Otra zona de desplazamientos forzosos y  violentos desalojos es el Suburbio Oeste donde el proyecto Guayaquil Ecológico  ha desplazado hasta ahora a más de 5.000 familias de las riberas del salado para construir  parques lineales y reubicarlas en Sociovivienda 2, rompiendo el tejido social de 3 y 4 generaciones que autoconstruyeron sus viviendas y barrios desde hace más 40 años y que les sirve para su sobreviviencia diaria. Por otro lado Sociovivienda 2  “macro programa de micro viviendas”, es el prototipo de programa habitacional neoliberal, que alcanzan altísima rentabilidad a la empresa que la construye por los mínimos requerimientos técnicos, el alto volumen de unidades a producir bajo un mismo patrón y el pago garantizado con el subsidio estatal, que se construye en los márgenes de la ciudad donde el suelo es barato y los servicios públicos deficitarios, formando enclaves humanos homogéneos de pobres, donde las familias son obligadas a vivir en condiciones mucho más desventajosas que las de origen, profundizando la segregación social y espacial ya existente. El resultado previsto de este modelo es una acelerada descomposición social y aumento de la violencia, que ha obligado a las autoridades a intervenirlo bajo  resguardo militar. Tras el discurso ecológico y de protección ambiental lo que existe es la imposición autoritaria y violenta de un “imaginario de ciudad”  – pues ni el estero ha sido descontaminado, ni los parques sirven para la recreación, ni las nuevas viviendas ofrecen la seguridad prometida-  para la postal y no para la vida.

¿Cuál es la respuesta de los barrios y cuál es momento actual de los desalojos?

Tanto en Monte Sinai, como en la zona de los esteros del Suburbio los moradores afectados han desarrollado una serie de prácticas de resistencia, que se ha expresado en denuncias, marchas, pintas, vigilias, elaboración de propuestas alternativas, pero ninguna de estas acciones han sido escuchadas por la autoridad, negando todo espacio de participación. Las comunidades han reaccionado con el mismo nivel de violencia con que se ha actuado contra ellas, quemando el hospital en construcción en Monte Sinai, la escuela de Sociovivienda y “reteniendo” a autoridades hasta ser atendidos.  Identificados en la defensa de sus territorios estos barrios han fortalecido su organización,  aletargada o cooptada por los gobiernos de turno y siguen articulando fuerza en sus localidades y con otras organizaciones nacionales e internacionales.

Tras los desalojos y desplazamientos en Monte Sinai y el Suburbio están 2 Megaproyectos urbanos de uso intensivo de capital;  el Programa de Desarrollo Urbano financiado por el BID y el Proyecto Guayaquil Ecológico respectivamente; los dos proyectos han mostrado graves errores en sus diseños e implementación, por el desconocimiento de las realidades donde actúan y/o por los verdaderos intereses que están detrás de éstos.  Enfrentados a sus propias contradicciones los desalojos y desplazamientos están en suspenso y serán procesados en un mejor entorno económico o nuevo escenario político, aunque los proyectos continúan implementándose muy alejados de las metas iniciales.  Urge un rediseño de estos proyectos priorizando atender los efectos negativos manifiestos y esto es posible solo dando la vuelta a la lógica de la planificación urbana que los generó.  Yo solo conozco una vía: potenciar la producción social del hábitat de mucho desarrollo y tradición en américa latina.  Partir de las comunidades, aprender de sus prácticas y con ellas pensar y hacer de la ciudad espacios justos para todos/as.

Comida que Alimenta – Centro Sabiá

O vídeo Comida que Alimenta é uma realização do Centro Sabiá, vinculado ao projeto Trabalho, Renda e Sustentabilidade no Campo, patrocinado pela Petrobras. O projeto busca fortalecer as experiências de agricultura Agroflorestal de base Agroecológica na Zona da Mata Sul de Pernambuco, além de ter um forte componente de agregação de valor à produção da agricultura familiar desse território, com a instalação de Unidades de Beneficiamento de frutas e de mel, para atender principalmente as compras institucionais via Programa de Aquisição de Alimentos – PAA e Programa Nacional de Alimentação Escolar – PNAE, e o mercado turístico do território. Além de buscar fortalecer a estratégia de comercialização direta produtor/consumidor via Feiras Agroecológicas.

Créditos:
Roteiro: Centro Sabiá
Direção e Animação 2D: Ianah Maia
Direção de Arte: Ianah Maia e Débora Cabral
Trilha Sonora: Filipe Barros e Rogério Samico
Desenho de Som e Mixagem: Rogério Samico
Vozes: Ianah Maia e Rogério Samico.

Fórum Gaúcho de Combate aos Impactos dos Agrotóxicos realizou audiência pública em Encantado

Fonte: MPF

Iniciativa do FGCIA, coordenado por MPF, MPT e MPE, reuniu 250 interessados; objetivo foi informar, coletar dados, debater e propor encaminhamentos acerca do tema

MPF/RS: audiência pública debate impactos dos agrotóxicos na região de Encantado

Edegar Pretto, Leonardo Melgarejo, Cláudio Terre do Amaral, uzete Bragagnolo, Ana Paula Carvalho de Medeiros, Eliane Maria Kolchinski, Carlos Candido da Silva Cyrne, Mara Regina Calliari Martin e Paulo Costi

Em sua quinta audiência pública, o Fórum Gaúcho de Combate aos Impactos dos Agrotóxicos (FGCIA) levou para o Município de Encantado, na tarde desta quarta-feira (21/9), a discussão sobre os efeitos na saúde, no meio ambiente e nos consumidores da região. Cerca de 250 pessoas compareceram ao auditório Itália da Prefeitura Municipal. O Fórum – iniciativa do Ministério Público Federal no Rio Grande do Sul (MPF/RS), do Ministério Público do Trabalho (MPT) e do Ministério Público do Estado (MP/RS) tem por objetivo informar, coletar dados, debater e propor encaminhamentos acerca do tema.

Na avaliação dos coordenadores do FGCIA, a qualidade dos depoimentos foi o destaque da audiência pública. A mesa foi composta pelos procuradores da República Ana Paula Carvalho de Medeiros (coordenadora do FGCIA), Suzete Bragagnolo e Cláudio Terre do Amaral (responsável por 33 municípios da região de Lajeado), pelo coordenador da Frente Parlamentar Gaúcha em Defesa da Alimentação Saudável, deputado estadual Edegar Pretto, pelo presidente da Associação Gaúcha de Proteção ao Ambiente Natural (Agapan), engenheiro agrônomo Leonardo Melgarejo, pela doutora em Ciências Farmacêuticas e professora da Universidade de Passo Fundo (UPF) Mara Regina Calliari Martin, pela doutora em Agronomia e vice-reitora da Universidade Estadual do Rio Grande do Sul (Uergs), Eliane Maria Kolchinski, pelo Presidente da Fundação Vale do Taquari de Educação e Desenvolvimento Social (Fuvates), vice-reitor e professor adjunto do Centro Universitário Univates, Carlos Candido da Silva Cyrne, e pelo prefeito de Encantado, Paulo Costi.

Como o realizado em edições anteriores, uma palestra antecedeu as manifestações. Mara Regina Calliari Martin, doutora em Ciências Farmacêuticas pela USP e professora da UPF, iniciou sua fala expressando pessimismo. “Em termos de agrotóxicos, estamos piores que há 20 ou 30 anos atrás”, declarou. Criticou a bancada ruralista e as multinacionais que apoiam o uso de “defensivos agrícolas, que na verdade são agrotóxicos, venenos”. Explicou que agrotóxicos são xenobióticos (compostos químicos estranhos a um organismo ou sistema biológico, pode ser encontrado num organismo, mas não é normalmente produzido ou esperado existir nesse organismo). Desde 2008, o Brasil é o primeiro colocado no ranking do consumo de agrotóxicos. As culturas que mais consomem o veneno são soja, milho, cana-de-açúcar e algodão.

A professora adjunta da Uergs Elaine Biondo, da área de ciências da vida e meio ambiente, informou que pesquisa realizada no Vale do Taquari apontou que 85% dos produtores confirmaram que utilizam veneno em suas culturas. Sugeriu que mais pesquisas sejam realizadas e destacou o vídeo sobre a “chuva de veneno, que não respeita ninguém e afeta a todos”. Destacou a necessidade de se difundir a importância do cultivo de alimentos sem veneno, inclusive no currículo do ensino fundamental, médio e superior. “Nada disso é conversa fiada”, desafiou a professora.

Foi dada a palavra a representantes de órgãos públicos, associações civis, estabelecimentos de saúde, Conselhos, Universidades e movimentos sociais organizados. Abordaram tópicos como proibição de pulverização aérea dos venenos nas lavouras e contra a dengue, o cumprimento do Código de Defesa do Consumidor nos rótulos das embalagens – indicando a utilização de agrotóxicos na produção dos alimentos, a defesa da produção do milho crioulo e preservação do patrimônio genético, além da diminuição de abelhas no mundo.

O professor aposentado e produtor orgânico Pedro Squarcieri, de Lajeado, defendeu a ideia de se estimular mais a produção orgânica. Também sugeriu que se crie mecanismos de punição para quem não respeita os limites para o uso do agrotóxico. “A educação tem que se comprometer com o ambiente, a natureza”, declarou. pediu que se divulgue mais a produção orgânica e seus efeitos benéficos para a saúde.

O coordenador da Comissão Pastoral da Terra (CPT), Maurício Queiroz, lançou uma pergunta ao público presente: “Quem vai garantir o direito destes agricultores(as) e povos de produzirem seus alimentos com suas próprias sementes, sem que sejam contaminados por milho transgênico? O milho é de polinização aberta e se houver lavouras de transgênicos com floração no mesmo período, mesmo que a quilômetros, haverá contaminação.

O agricultor Ângelo Cristian Weizenmann, de Arroio do Meio, 31 anos, afirmou que “a grande maioria dos pequenos e médios produtores, que assim como eu, veem no cultivo orgânico uma alternativa de renda e vida e precisam de investimentos para continuar no campo, não têm incentivo, nem eu, a não ser das instituições aqui presentes.”

Nesta interiorização, o debate abrangeu 38 municípios: Anta Gorda, Arroio do Meio, Arvorezinha, Bom Retiro do Sul, Boqueirão do Leão, Canudos do Vale, Capitão, Colinas, Coqueiro Baixo, Cruzeiro do Sul, Dois Lajeados, Doutor Ricardo, Encantado, Estrela, Fazenda Vila Nova, Forquetinha, Ilópolis, Imigrante, Itapuca, Lajeado, Marques de Souza, Muçum, Nova Bréscia, Poço das Antas, Pouso Novo, Progresso, Putinga, Relvado, Roca Sales, Santa Clara do Sul, São Valentim do Sul, Sério, Taquari, Tabaí, Teutônia, Travesseiro, Vespasiano Correa e Westfália.

O FGCIA – criado em novembro de 2013 e formado por 51 instituições – é coordenado pela procuradora da República Ana Paula Carvalho de Medeiros (MPF), tendo como adjuntos o procurador do Trabalho Noedi Rodrigues da Silva (MPT) e o promotor de Justiça Daniel Martini (MP). A primeira audiência pública foi realizada, em 9 de abril de 2015, em Ijuí, na região Noroeste do Rio Grande do Sul, onde o problema é mais grave. Após, foi a vez de Pelotas, na região Sul do Estado, em setembro de 2015; Caxias do Sul, na Serra, em novembro de 2015; e em Porto Alegre, em junho de 2016.

Livro para download: “Soja Orgânica Versus Soja Transgênica” – Antônio Inácio Andrioli

Fonte: UFFS

Soja Orgânica Versus Soja Transgênica: um estudo sobre tecnologia e agricultura familiar no noroeste do Estado do Rio Grande do Sul

Autor: Antônio Inácio Andrioli

O livro, que é uma tradução da tese de doutorado publicada em alemão, trata sobre a agricultura familiar da Região Fronteira Noroeste do Estado do Rio Grande do Sul, a qual tende a adaptar-se ao desenvolvimento tecnológico orientado pelos interesses do capital, com base na suposta maior facilidade e redução de trabalho, e, com isso, corre o risco de ser eliminada.

Download ePUB     Download PDF